La alimentación, el sobrepeso y la obesidad

La alimentacion el sobrepeso y la obesidad minCuando una persona visita el consultorio de un nutricionista dietista lo más común es que esté interesada en bajar de peso; muy pocos lo hacen por mejorar los hábitos alimentarios y sólo algunos, quieren aumentar de peso. Sin embargo, existe un grupo que está preocupado por la obesidad, la hipertensión, la diabetes o porque tiene que bajar el colesterol, todos ellos buscan al dietista, la mayoría de las veces, porque el médico le recomendó hacer dieta para mejorar su condición de salud.

El principal problema está, finalmente, relacionado con la alimentación por exceso, que genera gran cantidad de calorías y grasas que contribuyen a aumentar el peso y a desarrollar enfermedades crónicas de tipo alimentario-nutricional. En este grupo están la diabetes, la hipertensión, el cáncer, la obesidad y la enfermedad cardiovascular, en las cuales la alimentación es el factor condicionante principal. Pero también los factores culturales, ambientales y sociales, así como los endocrinos, los psicológicos y el sedentarismo tienen alguna participación.

El peso corporal es el resultado del equilibrio entre lo que se consume en la alimentación y lo que gasta el cuerpo. Funciona como una cuenta de ahorros, en la cual la rentabilidad o los beneficios para el organismo llegan de acuerdo con lo que se consume y lo que se gasta.

La gran diferencia entre perder peso rápidamente o perderlo poco a poco está en la motivación. Es fácil programarse durante un mes para bajar de peso antes del matrimonio o de las vacaciones, pero ser capaz de mantenerse motivado un mes tras otro perdiendo kilos poco a poco, es lo más difícil, pero produce los mejores resultados a largo plazo.

Quienes siguen dietas radicales están haciendo de conejillo de indias con su cuerpo, porque se someten a situaciones de riesgo, pues no se conocen investigaciones científicas sobre sus efectos en la salud. Además no promueven el cambio de hábitos alimentarios para aprender a comer de todo con moderación. No se debe olvidar que “nada engorda”, sino que todo depende de la cantidad. Entonces, vale la pena preguntarse cuál es el objetivo de perder peso: ¿para un fin de semana o para adoptar un estilo de alimentación saludable y verse bien hasta el final de los días?

La alimentación debe ser un momento de placer y no un sacrificio. Es así como, una dieta ideal reducida en calorías y balanceada, debe ser apetitosa, ajustarse a los gustos de cada persona, rica en fibra, frutas, verduras, económica, fácil de preparar y con abundante agua.

En general, llevar buenos hábitos alimentarios, es entender la alimentación como un beneficio para la salud.

Tomado del libro “Inteligencia en la Mesa + Salud – Kilos” 
Dra Magnolia Escobar Castrillón.

Síguenos en Facebook

Agenda una cita

TelefonoPBX: 444 5700 - Tel.: 3172533
Celular312 767 55 81
MapaTorre Médica el Tesoro, consultorio 1228
Medellín - Colombia
 
Escribenos